EMPRESA

Grabados Borney inicia su actividad en el año 2011 en el Centro de Empresas e Innovación de Lugo CEI-NODUS de la mano de Alvaro Sánchez, grabador autodidacta y con el objetivo de fabricar placas grabadas para todo tipo de clientes y poder cubrir esas necesidades que el grabado puede dar.
Al inicio sólo se contaba con una máquina de grabado láser, incorporándose más tarde un pantógrafo electrónico con el que pudimos ampliar la oferta de servicios de grabado e introduciendo otras placas en materiales como el acero inoxidable, latón, cobre, etc… que se graban mediante una fresa en bajo relieve.
También se introdujo tecnología para la fabricación de señalización con lecto escritura Braille, para poder facilitar el acceso a la información en edificios a aquellas personas con reducida visibilidad o total ausencia de ella.
A día de hoy, Grabados Borney sigue su trayectoria con ganas de seguir aprendiendo y poder trasladar lo aprendido a nuestros productos y servicios.